Cómo el estrés puede afectar tu metabolismo y consejos para combatirlo

Ya sabemos que la vida cotidiana trae muchísimos retos, desde las interminables listas de tareas pendientes hasta manejar todas las diferentes emociones que sentimos en un día pueden afectarnos y hacernos sentir constantemente abrumados. Aunque el estrés puede ser una emoción normal y saludable, demasiado estrés puede dañar el cuerpo. Cuando el estrés se vuelve crónico el metabolismo se ve seriamente afectado.

Aunque no podemos evitar el estrés por completo, podemos mantener nuestros niveles de estrés bajo control utilizando técnicas de manejo del estrés. Vamos a discutir cómo el estrés afecta a la función del metabolismo y las mejores formas de reducir el estrés para apoyar los objetivos de pérdida de peso.

Cómo afecta el estrés al metabolismo

Cortisol y metabolismo

El estrés crónico aumenta los niveles de la hormona del estrés, el Cortisol.

Los niveles elevados de Cortisol pueden aumentar el apetito, promover el aumento de peso y el almacenamiento de grasa, y perjudicar el sueño, lo que conduce a una tasa metabólica más baja, es decir tu cuerpo quemará menos calorías por cada función que realiza, lo cual es lo opuesto a lo que queremos. Controlar los niveles de cortisol mediante técnicas de manejo del estrés y uso de suplementos es clave para regular la función metabólica y mantener un peso saludable.

Estrés e Insulina

La mala alimentación y el estilo de vida no son los únicos factores que afectan a la Insulina. Múltiples investigaciones sugieren que el estrés crónico está asociado a la resistencia a la Insulina, lo que aumenta el riesgo de desarrollar otros problemas de salud crónicos.

Cuando nuestro cuerpo se encuentra en un estado constante de estrés, los niveles de azúcar en sangre aumentan para proporcionar al cuerpo un combustible inmediato como medida de protección. Nuestro cuerpo interpreta que está en un situación de emergencia y necesita guardar energía en forma de grasa para garantizar tu supervivencia. Si los niveles de estrés se mantienen elevados, también se mantendrá este estado de resistencia a la Insulina.

Reducir el estrés es clave para normalizar los niveles de azúcar en sangre y mantener los niveles de Insulina bajo control.

Estrés y antojos de comida chatarra

Cuando nos sentimos estresados tendemos a buscar salidas para consolarnos como la comida. Cuando te sientes estresado, agarrar una bolsa de papitas fritas o de chocolate puede resultar muy reconfortante y hay una razón biológica para eso.

Las investigaciones más recientes sugieren que altos niveles de estrés cambian nuestros patrones de alimentación, aumentando nuestros antojos de alimentos hipercalóricos (alimentos con alto contenido de sal, azúcar y grasa) por medio de la activación del sistema de recompensa en nuestros cerebros. Estos alimentos no sólo son muy densos en calorías, sino que también son muy adictivos.

Esto puede convertirse fácilmente en un círculo vicioso y peligroso en lo que respecta tanto a la pérdida de peso como a la salud. Mientras mas evitemos estos alimentos menos probabilidad tendremos de caer en este ciclo. Actualmente hay muchas opciones saludables que nos ayudan a sustituir estos alimentos procesados fácilmente.

Cómo puedes reducir el estrés y apoyar tus objetivos de pérdida de peso:

Ahora que ya discutimos cómo el estrés afecta tu metabolismo, aquí tenemos algunos consejos para reducir el estrés y mejorar tu respuesta a este.

No te restrinjas tanto.

Restringirse demasiado no es una solución a largo plazo. Además, a menudo puede conducir a hábitos alimenticios poco saludables como los atracones. Cuando tengas antojos por estar estresado, en lugar de restringirte, cambia las opciones poco saludables por otras más sanas como chocolate negro sin azúcar, un puñado de almendras, fresas, frutos del bosque o sustitutos sin azúcar.

Haz ejercicio

El ejercicio libera endorfinas, las cuales son sustancias que dan sensación de calma y bienestar, y como consecuencia baja los niveles de Cortisol y otras hormonas involucradas en el estrés.

Comienza a meditar

La meditación puede reducir los niveles de Cortisol, lo que ayuda a reducir el estrés y contribuye a tus esfuerzos de pérdida de peso. Mediante las respiraciones profundas que se hacen durante una meditación se activa el nervio vago, que a su vez manda señales de calma y seguridad al sistema nervioso autónomo.

Mantente bien hidratado

Mantenerse hidratado puede beneficiar el estado de ánimo, combatir los antojos e incluso estimular el metabolismo. Antes de recurrir a las meriendas por comodidad, intenta  tomar agua primero, la señal de hambre y de sed es la misma a nivel estomacal por lo cual a veces creemos que tenemos hambre y realmente es sed.

Disfruta de la naturaleza

Investigaciones recientes avalan el efecto de relajación que produce pasar tiempo en la naturaleza. Incorporar este tipo de potenciadores del estado de ánimo en tu rutina matutina puede ayudarte a empezar el día con niveles normales de Cortisol.

Todos experimentamos estrés  constantemente pero no tiene por qué interponerse entre usted y sus objetivos. Entender cómo el estrés afecta al metabolismo puede ayudarte a tomar decisiones saludables para apoyar tus esfuerzos de pérdida de peso.

Dra Patrícia Jaimes
Director médico

@hambreyhormonas

 


×
Welcome Newcomer